domingo, 18 de septiembre de 2016

Always on my mind

Probablemente de tanto querer sola con todo,
(aunque pueda)
me he olvidado de lo que era mirarte, 
hasta hoy.
No me entiendas mal,
no quiero hacer mío lo que no me pertenece.
Respeto tu espacio,
pero cuando quieres a alguien,
no puedes pararte 
y ver como se hunde. 

No es mucho el reproche,
tú sabrás cuánto te pesa la “culpa”,
solo te digo que por amor,
soy capaz de perdonarlo todo,
(creo que merece la pena)
aunque esto explica la mierda que, ahora, significa mi yo, sin ti.

Sé que la solución no está en intentar vivir lo mismo;
con otro.
Simplemente, no la sé.
Me preguntan por ti y no puedo encontrar la diferencia entre el silencio y la tristeza.
Me preguntan por ti y no tengo ni puta idea de que decir.
Es lo que hay.
Tú me enseñaste que la prioridad, es el egoísmo. (Por eso te has ido con otra.)

Tan solo te escribo esto porque me sigo acordando de lo nuestro,
a pesar de que me dejaras, yo sé que querías quedarte,
a ese futuro conmigo. 
No sé qué hacer.
Tampoco sé con quién.
Pero sé que no quiero dejar de quererte... (no puedo)
You were always on my mind,
You are always on my mind…


(Por todas esas pequeñas cosas  
que tendría que haber dicho y hecho,
a las que nunca le dediqué su tiempo…
Dime que tu amor no ha muerto y, dame,
dame otra oportunidad.)

martes, 23 de agosto de 2016

And... Nothing else matters

En realidad no buscaba nada diferente en ti, ni esperaba el típico "plan perfecto". No quería escuchar November Rain (por ejemplo) o que me llevaras a lo alto de un faro frente al mar para terminar perdiéndonos en las estrellas de una cálida noche de verano. No quería que me preguntases como estaba o si me estabas haciendo daño. No quería apoyar la cabeza sobre tu pecho mientras me coges con el brazo. No quería escuchar un te quiero salir de tu boca. No quería ni un puto adiós cuando te levantaras de mi cama. No quería respeto, ni la más mínima muestra de aprecio sobre mi persona. No quería ni un solo beso, ni una mirada que durase más de 2 segundos. No quería ninguna muestra de amor proveniente de ti ni de cualquier otro.
Lo que nunca me podría imaginar es que, al final, todo lo que no quería, se ha convertido en mi más sentido anhelo y deseo. De todos modos todo lo que padecí, en un breve pero intenso, muy intenso, espacio de tiempo que se me ha dado, queda hoy, aquí.

Y aquí deseo que descanse, pues si algo sé es que nunca me abrí de esta manera... Y nada más importa.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Recaída

Sé que lees cada uno de mis putos poemas,
tumbado en cama,
preguntándote si los escribo pensando en ti. 


Sé que analizas cada una de las palabras que salen de mi boca,
tal día como hoy, 
inspiradas en... lamentablemente nada. 

Sé que te acuerdas de todo, 
y cuando aparezco en tus recuerdos,
sonríes,
y te dices que tampoco estuvo tan mal. 

Sé que te pone que escuchemos música juntos,
pero te acojona el hecho de no poder controlarte, 
y hacer algo que yo no quiera. 

Sé que te corres pensando en mi,
miras tu móvil mil veces al día,
buscas mis palabras en sueños,
te despiertas
y vuelves a comprobar esa maldita pantalla.

Sé que puedo hacerte llorar, 
(otra vez),

y cuando lo hagas de nuevo te acordarás de mi,

acogiendo junto a tu pecho,
(pasado, presente y futuro)
palabras que alguna vez,
puede que hablaran de ti, neno.

sábado, 30 de julio de 2016

Domingo

Hoy, 
24 de julio, domingo.
Me he tomado 3 cafés,
He visto 2 películas de Woody Allen,
He comido comida mejicana,
He escuchado alrededor de 32 canciones,
Y he escrito una mierda de poema.

sábado, 23 de julio de 2016

Deja que esto no acabe nunca

Aunque parezca lamentable e irracional,
estoy enamorada de las noches en las que te echo de menos,
es como sentir que sigo viva,
y es por tu culpa.
Cierro mis ojos y
en mis párpados,
cicatrizan las toneladas de sueños que tenía contigo.
¿Pero qué cojones voy a hacer?,
no sé vivir de otro modo,
esta forma demente y autodestructiva
que impongo a mi cuerpo cada noche;
a modo de castigo
por no haberte sabido querer.
He llegado a la conclusión de que esto,
no es más que la rutina de unos sentimientos
clandestinos,
depravados en esperanza.


En realidad, yo soy mi mayor miedo
y hago excesos en esto de echarte de menos.
Ahora, también me cuesta escribir 
y estoy acojonada;
no bromeaba cuando decía que dabas vida a mis letras.
He llegado a un punto en el cúal ya no me duelen mis propios versos,
un punto donde te imagino,
y te veo camuflado en todas las líneas de un folio en blanco, y no soy capaz de escribir.
No puedo seguir así,
me aniquilo los ojos a través de todos estos poemas,
y te juro que tengo tanto miedo a escribir sobre ti
que temo que llegue un día en el que ya no sienta
y no pueda hacerlo más.


Puede que haya llegado la hora de decir basta,
de acabar con tanta poesía y
soltar todo en un puto poema,
dejar de escribir sobre cosas fantasmagóricas
y aceptar la vida así,
con la conciencia sobre dos desconocidos
que en otra vida,
habrían muerto, el uno por el otro.


Estamos en un continuo enfrentamiento
entre nosotros mismos,
o mejor dicho,

estábamos.

martes, 5 de julio de 2016

Quiero sentir, rugir y morder

Quiero sentir, rugir y morder,
y poner todo del revés 
Convierte tus ganas en satisfacción, que ellas solas van a un ritmo feroz 
Quiero sentir, sentir, rugir y morder...


Paso a paso, si no se tuerce el pie,
aprovechando el tiempo lentamente.
Robo solitario de corazón poblado de escaramuzas, el rebaño se ha espantado 
Cuando me miras, me siento diferente 
y cuando no, me desangro y vació.

Sigo la brisa del mar 
y su olor a sal 
que seca las heridas aun sin cicatrizar.
Agarro fuerte, a lo que quiero 
y se puede escapar...

domingo, 26 de junio de 2016

Quérote?

Quérote.

Cóidoo infame,
susúrrocho,
de maneira case imperceptible.
Noto os teus beizos apoiados no meu peito,
e repítocho
Quérote, quérote, quérote…
Sorrís.
Mírasme có ollar inquedo,
tímido, pícaro e intelixente.
Clávasme os ollos, e disme:
repíteo.
Daquela calo
e desvío a mirada,
coma sempre.
Por uns instantes,
só estiveches ti, ti e os meus pensamentos.
E agora pídesme que repita,
con sinceridade,
palabras que nunca fun capaz de decir a ninguén,
agás a min.  
Non me deixas fuxir,
porque xa coñece-lo percal,
e sabes que tan rápido como viñen marcho,
e xírasme con suavidade,
cara ti.

Quérote.
Esta vez es ti quen o susurra,
pero totalmente consciente de que te escoito,
e que non podo evadirme.
Mentras,
elévasme unha man e bícasme nela.
Deixo esvarar o teu tacto pola miña pel
e sinto de repente,
que necesito volver a probar o teu sabor.
Achégome a ti para darche un bico e sen dubidalo,
esquívasme.
Non, dimo.
Non é unha obligación,
sei que mo estás pedindo,
case por favor,
como mostra deste amor que me custa tanto dar
e máis aínda recibir.
Eu xa non sei nin que pensar,
e por iso xa non sinto,
e as veces doe máis.
Fíxate,
fago o mesmo unha e outra vez,
e aínda me sorprende porque non avanzo...

domingo, 19 de junio de 2016

Dust in the wind

Es una de esas chicas que poca gente conoce,
pero quien lo hace,
no se imagina la vida sin ella.
Ella es de esas
que va con prisa a todas partes
y siempre llega tarde.
Es una de esas que nunca sabe lo que quiere,
pero está dispuesta a conseguirlo.
Oculta sus ojeras bajo maquillaje,
y sus lágrimas son lo único que le esperan
cada noche, en la almohada.
Es la compañera del insomnio,
la que mata a los cigarros,
la que pasa por delante de ti
y es imposible no mirarle el culo.


Ella es la de la sombra de ojos clara,
y el corazón oscuro,
la de la camisa de cuadros
y los vaqueros rotos.
Ella es la de la chaqueta de cuero,
los tacones altos,
y el escote con mil miradas.
Es a la que han roto más veces el corazón que las bragas,
la que no sabe que es una cerveza en vaso,
la de líos de una noche,
y amores pasajeros.
La protectora de animales,
la que va a misa todos los domingos,
la ex de mi ex.


Ella es la de las medias negras
y ropa interior con encaje,
la de nadie, ni siquiera de ella,
la que no siente, no sabe que es sentir,
la musa de los poetas
y la guitarra de los músicos.
Ella es la que ha llorado ya todas sus lágrimas
y a la que nadie vio,
la que está loca,
y todos por ella,
la de las miradas vacías,
la que se enamoró de sus libros.


Ella es la puta de Extremoduro,
la Yoko Ono de Jonh,
la de la frente muy ancha
y la falda muy corta.
Ella es la decimotercera uva de la Puerta del Sol,
la única movida que existió en Madrid,
la chica de Tirso,
y la lady Madrid de Pereza,
a la que no hace falta escribirle,
porque es pura poesía.
La de los mil libros escritos en su mirada,
la que abrió su propia jaula
y echó a volar.


Y bueno,
esto es todo lo que yo sé
sobre el amor que te tengo.


Feliz cumpleaños Iria.


jueves, 16 de junio de 2016

Always


Preocuparme, sería desperdiciar mi maldito tiempo. No soy de esas personas que necesitan un "te quiero" en su vida para seguir adelante. Sé que te tuve, a ti y a muchos más, en la palma de mi mano moviéndote como una jodida marioneta. Me aproveché de ti, jugué contigo y te mareé hasta que ni siquiera tú sabías quién cojones eras. En la vida, como tú decías, (Adriana) todo termina. Recuerdo el día que me dejaste y  me restregaste que no era nada más que tú puto pasatiempo de verano. Me dijiste que los papeles habían cambiado y que ahora eras tú quien manejaba los hilos de la relación. Eres un cerdo. Un completo imbécil. Pero no me importa, no me importa una mierda donde esta el pasado, tengo muy claro donde voy...

...Aún así, estaré allí hasta que las estrellas no brillen, 
hasta que los cielos estallen y las palabras no rimen...

domingo, 29 de mayo de 2016

Miénteme

Engáñame con la verdad, la razón 
así te pierdes por la boca 
pero te salvas por el corazón. 

Miénteme. 

Ahora ya no quiero ni verte 
olvidarte es creer en la vida 
olvidarte es ganarle a la muerte. 
La vida te va apuntando 
los pecados en secreto.



Hasta aquí llegó el ritual de enfados y canibalismo estúpido, son demasiadas horas perdidas sin nada que decir. Descansamos nuestra espalda  en las persianas cerradas mientras cae el día, tú y yo anémicos y a cada parpadeo calmado intentamos dormir. Hasta aquí llegó el ritual... todo ha acabado bien ¿o no?

miércoles, 4 de mayo de 2016

Dime porque no volvemos


Guardo tu recuerdo,
pero cada vez que repito tu nombre
sé que no volverás.

Me entristezco a medida que la noche avanza
y sigo con la suicida esperanza 
de que vuelvas, y me toques,
y te pierdas en mi mirada. 

Pero no,
eres mi idealización perfecta. 
Muero cuando te veo con ella,
cada suspiro, cada latido,
cada pensar...

Con el tiempo 
ya he perdido tus defectos,
y he camuflado tu aroma con otros. 

Sé que me quieres, o al menos, me quisiste. 

Quiero que me mires, 
que me mires y me expliques:
por qué no soy yo lo que buscas,
por qué no soy yo la mejor compañía,
por qué no soy tu compañera de conciertos,
por qué no soy yo a quien, pasado algunos años, recordarás con una sonrisa,
por qué no me necesitas. 

Volvamos a amarnos,
a odiarnos,
a quemarnos,
a consumirnos.
Volvamos a sentirlo.
Dime, por qué no volvemos.

viernes, 1 de abril de 2016

Hace un año

Hoy, 
hace un año,
las calles frías me han visto pasar... 
las niñas bajan por la cuesta... de uniforme... 
la gente corre, y la lluvia está empapando el parque... 
pero hoy, me has hecho daño, hoy, estoy llorando... 
los autobuses pasan salpicando y no... no te veo bajar 

un olor a ciudad mojada me está asfixiando y tú... no llegarás. 



Voy corriendo al parque, a ver si estás... 

hoy no se ve a nadie en la oscuridad... 

Sólo aquel macarra... que lo ves de lejos... te das media vuelta 

y serán... más de las nueve... estarás en casa y te llamaré... 

Tú... no estás en casa, Dios sabe qué mentira contarás 
tus amigas focas, se ríen cuando me ven pasar 
Doy otra calada a mi cigarro y me voy quedando solo.... en aquel bar. 

Pero hoy, tampoco llegarás, sé que nunca más volverás 
he sido un gilipollas por querer hacerte tan feliz 
pero ahora sé que tengo que matar la serpiente que hay en ti 

Ya no volverás a verme jamás. 
Las huellas en el parque se borrarán 
ya puedes cerrar los ojos... ya puedes besar a otros 
no hace falta que te escondas porque hoy, hace un año... 

Y yo no, no, no... te llamaré... (llamaré...) 
Te llamaré... (llamaré...) 
Hoy... hace un año... 
Hoy... hace un año...



Por el repertorio de canciones vividas, cantadas, tarareadas, experimentadasPor el daño que te hice y viceversa, las mentiras, los engaños, las promesas, el placer, el deseo, el odio, el amor. Por los celos, la envidia, la competitividad, las apuestas. Por los conciertos a los que fuimos y a los que jamás iremos. Por las horas aprovechadas y las pérdidas de tiempo. Por la playa, las estrellas. Por la primera vez y por la última. Por enseñarme a querer, por los pequeños detalles, las bromas. Por llegar a conocernos más que a nosotros mismos y mandar todo a la mierda. 
Por nuestro sitio, nuestro día, nuestra canción, nuestra historia, felicidades.

domingo, 28 de febrero de 2016

Drive all night



El amor.



El amor, la sensación de sentirte parte de algo más grande que tú mismo. 
Cuando respiras partes de la magia y de una emoción que se desparrama a cada segundo de tu existencia y expiras el dolor de la ausencia, la pérdida absoluta del suelo bajo tus pies cuando él no está y el silencio del mundo sin su voz.

Cuando escuché por primera vez Drive All Night, me dolió. 
La pureza del tema, la sencillez de la interpretación, la intensidad de una canción que suena como el latido del corazón del universo. 
Me dolió porque no sentía en mi esa magia capaz de contar una historia tan grande e intensa.
Me dolió porque era hermosa y ajena a mi.
Me dolió porque no estaba enamorada.
Y era como sentir el calor del sol y no poder ver su luz.
Y la puta canción era, y es, tan hermosa, tan simple, tan bonita que el alma reclama sentir amor para entender el sentido de porqué conducirías toda la noche sólo para comprarle unos zapatos. 

Springsteen convirtió la tercera canción de la cara D de su álbum doble: The River en un camino para mí.
Decía el músico respecto de las canciones del disco: "Sentía que no era lo suficientemente grande. Quería capturar los temas sobre los que había escrito en Darkness. Quería mantener esos personajes conmigo".
De hecho, partes de Drive All Night, ya estaban siendo interpretadas dentro del tema del Born To Run en los directos del Boss.

Drive All Night Lyrics:



When I lost you honey sometimes I think I lost my guts too 
And I wish God would send me a word 
Send me something I'm afraid to lose 
Lying in the heat of the night like prisoners all our lives 
I get shivers down my spine and all I wanna do is hold you tight 
I swear I'll drive all night just to buy you some shoes 
And to taste your tender charms 
And I just wanna sleep tonight again in your arms 

Tonight there's fallen angels and they're waiting for us down in the street 
Tonight there's calling strangers, hear them crying in defeat. 
Let them go, let them go, let them go do their dances of the dead 
You just dry your eyes girl, and c'mon c'mon c'mon

 let's go to bed, baby, baby, baby 
I swear I'll drive all night just to buy you some shoes 
And to taste your tender charms 
And I just wanna sleep tonight again in your arms 
There's machines and there's fire waiting on the edge of town 
They're out there for hire but baby they can't hurt us now 
Cause you've got, you've got, you've got, you've got my love, you've got my love 
Through the wind, through the rain, the snow, the wind, the rain 
You've got, you've got my, my love heart and soul

miércoles, 24 de febrero de 2016

NO ME GUSTA LOQUILLO


Demasiado rocker para los punks, demasiado punk para los rockers, así es Loquillo.

Probablemente mucha gente esté en desacuerdo con esta entrada pero para gustos, colores.
Loquillo: es un flipado ¿quién se cree cantando regular, escribiendo normal y paseando imitando a una mezcla de Dylan, Elvis, Sinatra y Adolfo Suárez?
No ha cambiado de peinado en 30 años, el logo de su banda (estampado en chupas de cuero) era un dibujo animado bastante ridículo. Su banda se llamaba Los Trogloditas y él mismo se ha creído que tener “actitud” es tener una pose forzadísima a en las fotos. 
Además este hombre sobrepasa ese nivel de horterilla patético que ha vivido intensamente los 80. También podría meterme a hacer una crítica a sus videoclips, pero prefiero no perder el tiempo.
Loquillo empezó en la música sin saber tocar ningún instrumento, sin tener una buena voz y sin escribirse sus propios temas (tampoco es que haya cambiado mucho). Que pudiera grabar discos ya tiene mérito. Que triunfara, ni te digo. Que siga aquí es admirable. Y, desde luego, indica que algo ha sabido hacer bien.

Pero esta entrada surge a raíz de que he visto en redes sociales cómo se ha juntado con Jaime Urrutia, Andrés Calamaro y Bunbury para hacer una versión de The Man In Black o como ellos dirían: El Hombre de Negro. 
No hay duda de que han hecho versiones increíblemente buenas y divertidas pero la inmensa mayoría son malas, ridículas y blasfemias. 
Para mí, se podría meter en esta ultima categoría esta versión. Hay veces que una versión de una canción ayuda a que nuevos oyentes se acerquen al autor original, a mí, al menos, me ha pasado. Pero no creo que este caso sirva para que seguidores de Loquillo se acerquen a Johnny Cash, con esto no quiero decir que no haya fans de este señor que adoren a Cash aunque no serán muchos.
No entiendo el porqué destrozar buenas canciones sin motivo alguno. No me imagino a gente como los Rolling, Neil Young o Bowie versioneando a Loquillo.

Aquí os dejo la versión de Loquillo y la canción original de Cash, que las disfruéis:


DISCO DE LA SEMANA

DISCO DE LA SEMANA
"PEARL"